Y gano EPN, bueno, no gano lo impusieron. A pesar de las graves limitantes profesionales que a lo largo de su azaroza trayectoria ha demostrado es el presidente de los mexicanos. Bien cierto resulta el decir popular "Cada pueblo tiene el gobierno que se merece" y quiza este país no merezca algo mejor.

Enlodado y sucio como fue el proceso electoral, quedo practicamente que esté solo es atole con el dedo para ilusionar a las masas y al populacho. Las verdaderas decisiones las toman los de arriba, pues como bien dice Lopez Obrador "la mafia en el poder" son quienes gobiernan y seguiran haciendolo pues no hay quien los detenga